HISTORIA DE LOS MICROCRÉDITOS EN ESPAÑA

Los microcréditos son ese producto financiero concebido para ayudar al cliente a afrontar gastos pequeños pero inesperados y que cambian el presupuesto o para el que no se tiene liquidez en un momento determinado. Supone otorgar al cliente o consumidor pequeñas cantidades, que muy poco son otorgadas por medios tradicionales y con procesos rápidos y sencillos.

Se destacan los microcréditos por su sencilla tramitación, pues solo tomara unos minutos completar todos los pasos de tramitación, su poca cantidad de requisitos, por no tener que explicar el destino de los fondos, por otorgar respuesta rápida, poder pagar anticipadamente o en algunos casos pedir prórrogas por no poder pagar, su trámite totalmente online y para nuevos clientes en algunos casos se ofrecen sin intereses.  

Explicando que son, se puede entender porque su popularidad y cuáles son sus ventajas.

Aunque ahora, los microcréditos formen parte del día a día de los españoles y sea un mercado que crezca exponencialmente dada sus ventajas su historia en España se puede decir que es reciente y empieza su crecimiento durante la última década.

Los microcréditos se crean y conciben para ayudar a emprendedores a tener acceso a financiamiento que los bancos tradicionales negaban por distintos motivos. El financiamiento era excluido para particulares y es a quienes tenían dificultades de acceder a créditos o tenían dificultades económicas que los microcréditos otorgaron préstamos y se enfocaron.

Así nacen en España, empresas dispuestas a otorgar microcréditos incluso a personas incluidas en ficheros de morosidad y de las pioneras encontramos a VIVUS.

Hoy por hoy, son empresas y productos que están de moda. Los microcréditos son muy populares y sus características han ido evolucionando dando la oportunidad de ser adquirido por particulares.

Son un producto financiero que se ha adaptado a las necesidades de los españoles y el monto de solicitud a aumentado. Se convirtieron en el aliado perfecto para situaciones de urgencia.

Actualmente están al alcance de todos a través de internet. Es importante seleccionar dentro de las empresas y productos disponibles lo más confiable y adecuado a sus necesidades.

El proceso consta de rellenar un sencillo formulario con información básica e importante para la empresa que otorga los microcréditos; cuando el formulario se haya llenado y enviado se realiza una evaluación rápida de la viabilidad del préstamo y se da respuestas por los medios indicados en la solicitud; al ser aprobado se deberá aceptar los términos y condiciones establecidos para microcréditos; lo próximo será depositar en minutos luego de recibida la aceptación del cliente la cantidad de dinero solicitado.

Y en cuanto los requisitos, son comparables a bancos tradicionales. Solo debe ser mayor de edad, poseer DNI o NIE vigente, poseer cuenta bancaria, correo el electrónico, teléfono móvil y poder realizar la devolución de la cantidad de dinero que solicite y en el tiempo que indique.

Cada vez más Españoles se suman al uso de microcréditos por las ventajas que ofrece y crece en popularidad. Paso de ser un proyecto de ayuda social a un mercado de préstamos con una red gigante que rivaliza e incluso supera en muchos aspectos a los medios tradicionales.